-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 8 de febrero de 2017

Un jueves con protagonista oculto: En busca de la belleza.

 


Esta semana vuelve Encarni y lo hace pidiéndonos que el protagonista de nuestro relato sea algún otro participante en estos jueves literarios. Por sorteo me ha tocado alguien que pronto se revelará y que me inspira el siguiente título, al que seguirá el relato:


EN BUSCA DE LA BELLEZA


Leyendo su blog se aprecia que se trata de una persona con ideas están bien definidas, comprobamos que su cabeza está muy bien amueblada. Se aprecia también que cuida las palabras con las que expresa esas ideas, el modo en que combina con las anteriores y forma un conjunto armónico.
Trate de lo que trate mejora ese mundo, lo reviste de ese halo de belleza y, aunque haga una denuncia lo hace con estilo y eso parece ser un intento de transformar el mundo, de embellecerlo.
Tuve la suerte de conocerlo. De primeras uno aprecia una imagen cuidada, elegante sin alharacas y es cuando el tiende la mano amiga y suena una voz cálida que apetece seguir escuchando.

Creo que el personaje oculto empieza a asomar…





Merece la pena, efectivamente, escucharle. Sus palabras cálidas tienen la vehemencia de quien tiene las ideas ben ordenadas y llegan acompañadas con una gesticulación que las acentúa muy adecuadamente. Sus palabras llegan igual que sus escritos, claras, ordenadas, embelleciendo aquello que cuenta.
Luego uno sabe que su vida, efectivamente se ha centrado en buscar la belleza. Se ha dedicado al interiorismo, a racionalizar y embellecer entornos aún sujeto a limitaciones de espacio, presupuesto o veleidades de sus clientes. Y otro negocio familiar es la floristería. Siempre belleza, aún en recintos limitados, como se aprecia en este regalo de Carolina Cot Floristas a Cris.



He tenido la suerte de estar a su lado en momentos en los que hemos llegado a lugares en los que ha encontrado esa belleza que busca, he podido vivir a su lado su fascinación, su reacción. Por ejemplo en éste:


Nada más que decir, solo esperar que sus caminos le acerquen a la belleza que busca, que el mundo se impregne de la belleza que está dispuesto a ofrecerle.
Y, egoistamente, que nuestros caminos continúen cruzándose con frecuencia.

Feliz viaje, amigo.




18 comentarios:

Ester dijo...

Que bonita semblanza haces de tu amigo. Creí que si Molí escribía de ti, tu tenias que escribir de ella, no soy juvera aunque os voy leyendo a unos cuantos y esa es mi disculpa para mi despiste. Abrazucos

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! ¡Qué hermosa manera de evocar momentos! Y de ver el mundo, me ha gustado mucho lo de buscar la belleza en todos lados.

¡Un abrazo!

Montserrat Sala dijo...

Buenos dias J.C. Creo que nunca te había leido una entrada tan completa ni unas lloanzas tan sinceras como parecen ser las tuyas para con ALFREODO COT. Un canto bellisimo a la amistad. felicidades a los dos, Y un abrazo enorme

Fabián Madrid dijo...

Me quedo con la ultima frase.
Un abrazo.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Me gusta como vas desvelando poco a poco a tu protagonista misterioso, para quienes conocemos a Alfredo sabemos que no puede haber una descripción mejor que la que has hecho. Muy bueno, besos.

Juan L. Trujillo dijo...

Está claro que el tema de la semana es para iniciados. Trato de comentara loas entradas, pero me pierdo en el desconocimiento.
Otra vez será.
Saludos.

Leonor dijo...

Juan Carlos, qué bien has descrito a nuestro amigo. En todas las ocasiones que hemos tenido de disfrutar de su compañía ha demostrado ser un hombre especial.
Un ser sensible y sumamente atento.

Un beso.

Charo dijo...

Has hecho un retrato perfecto de tu amigo invisible, sé de la amistad que os une y por lo poco que lo conozco de aquel encuentro en nuestra ciudad y sus publicaciones tanto en Facebook como en su blog a través de sus escritos ,una cosa sin duda está clara y es que es un amante de la belleza y la perfección en todas sus facetas.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Lo has definido la mar de bien. Ese es Alfredo, en sus escritos siempre se advierte esa belleza buscada.
Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Da gusto ver a los amigos bajo el crisol del cariño. Así de bien lo has hecho tu. Todas las piezas de Alfredo encajan.
Un abrazo

Pepe dijo...

Recuerdo ese momento en la recoleta placita del Cristo de los Faroles y me llena de satisfacción el haber sido, indirectamente, el causante de de ese mágico encuentro entre Alfredo y la emoción que la serena belleza que esa plaza y el Cristo despiertan en quien la contempla. Reconozco a nuestro amigo en tus letras.
Un fuerte abrazo.

Diva de noche dijo...

Que lindo debe ser conocer a las personas de aqui y poder escribir sobre ellas...aunque de tanto leerles, uno aprende a conocerlos un poquito y saber cuales son sus gustos...La verdad, es un poco dificil escribir sobre la persona, pero al menos se puede escribir definiendolas como se ven a traves de sus escritos...Muy bella entrada Juan Carlos...besoss

Yessy kan dijo...

Muy bonito y sublime relato para tu amigo, Juan Carlos. Un detalle que seguramente le encantara.
Bso

Ame dijo...

Me gusta la manera en que lo describes, es un bonito jueves, sin duda
Un beso

Tracy dijo...

Vuestra amistad además de ser bonita ha quedado patente a través de tus palabras.
Un beso

Maribel Lirio dijo...

Espero que algún dia pueda conocer a Alfredo.
Un abrazo

Encarni dijo...

Muy bien definido, Alfredo es un porcentaje muy algo afín al personaje que has traído al relato. Un bonito recuerdo, del que yo también soy participe, digamos como un personaje secundario, jeje. Genial.
Un besico

Alfredo dijo...

La verdad es que no sé que contar. De lo que estoy seguro, lo he leído varias veces, es que ese soy yo (al menos el de las fotos).
Gracias Juan Carlos. A ti, a Cristina, al «nano».
Sí, ¡la belleza! Hay que buscarla y, una vez encontrada, quedarse con ella. Yo todavía la busco y la encuentro en personas como tú: limpias, transparentes, presentes en la distancia y discretos en la presencia.
Sois más, pero tú eres como ese pin de Coca Cola que se lleva en la solapa para dejar constancia de su incondicionalidad.
Te dejo por que voy a leer tu post de nuevo.
Un abrazo muy grande para todos... Ah, y lo de la caja de flores de Carolina Cot, era más que merecido.