-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 31 de diciembre de 2015

Semanas de 2015, 53 y fin.




FIN

El símbolo del fin para quienes escribimos es el punto.

Llegamos al punto final que cierra la cuenta de las cincuenta y tres semanas que nos trajo este año, cierra un año que personalmente no ha estado mal, era un año decisivo en lo familiar y se han saldado con notable, faltó poco para el sobresaliente.

Este punto no será final, sino un punto y seguido, aquí seguiremos viviendo nuestras vidas, con nuestros logros y nuestros esfuerzos por conseguir otros más, con nuestra dedicación a la escritura, a construir el párrafo más genial, a conjugarlos en el texto más perfecto.


Que este punto y seguido sea final para lo negativo y que a partir de él seamos capaces de escribir nuestros mejores párrafos y que la vida, la mejor escritora, escriba los relatos más felices para cada uno de nosotros. 



jueves, 24 de diciembre de 2015

Un jueves dedicado a Eduardo.





Eduardo asomó una semana en las convocatorias semanales para ir dejando sus palabras. Lo primero que emocionó en su blog fue saber cómo nos llegaba, por esa colaboración entre padre e hija para que esas Cartas que no fueron enviadas pudieran ser leídas en su blog.

Allí leíamos reflexiones de quien ha vivido y tamizado su experiencia enviándonos un mensaje sencillo y sincero de quien sabe que la verdad puede ser mejor comprendida con un sentimiento que por una compleja explicación, o, utilizando sus palabras Comprendo que de nada sirven los discursos para encontrar una respuesta…

Nos animaba a vivir cada instante, La vida merece celebrarse a cada segundo y la mejor manera de hacerlo es teniendo proyectos y disfrutarlos en buena compañía. Porque Ahora o nunca. Mañana es la mentira piadosa con que se engañan las almas moribundas.

Vivir sin temor a equivocarse perdiendo tiempo en buscar la mejor opción, aprovechar cada momento, expresar los sentimientos, que no queden guardados en la jaula de oro de nuestra propia mente, sino que salgan a la tierra, broten y lleguen a florecer.

Todo ello sabiendo que tenemos un alma que se nos la entrega sin manchas, de ningún tipo, y cuando al final de nuestro camino la que tengamos que devolver, no tiene que tener nada que la opaque. Es nuestra obligación.

Eduardo Américo Frau, en palabras de su hija Se fue bien. Con la serenidad que merecía. Quedan su recuerdo, los momentos compartidos, sus anécdotas, sus ocurrencias, su trayectoria de vida, las relaciones que supo cultivar en distintos ámbitos, las artesanías que disfrutaba y creaba, sus cosas, sus palabras…

Quiero recordar a Eduardo con esta frase, tomada de una de sus cartas: ¿Su mejor virtud? Tener la experiencia que tiene todo aquel que ha vivido lo suficiente y sabe mantener la frescura y juventud que supo transmitirnos.


Quiero agradecerte, Eduardo, todo lo que nos dijiste. Espero poder aprovechar tus palabras. Permaneces en el recuerdo de quienes te conocimos a través de tus cartas. Y, por supuesto, agradecer a Mónica que nos las hiciera llegar, que esos pensamientos salieran del tintero.

martes, 22 de diciembre de 2015

Semana 52 de 53: luna.






La luna que imagino en la semana 52 de las 53 es una luna menguante, que, igual que el año, está a punto de cerrar su ciclo.

Solo ella, desde su privilegiada atalaya, sabe cuánto ha pasado mientras iluminó las noches, pero no le preguntéis, no dirá nada, la discreción es su consigna.
Sabemos que ha visto romances, unos dentro de las normas que acepta la sociedad, otros no, que ha visto maldades, algunas castigadas con las leyes de los hombres, otras no. Tampoco le pidamos juicios, ella no valora.

Ahora, agotada tras cumplir su cometido, piensa en el lugar al que se retiran las lunas que lo han dado todo, para descansar y esperar por si le llega un nuevo turno. Allí convivirá con otras lunas, unas más hedonistas, obsesionadas por aparecer con toda su belleza, maquillándose con nubes, adornándose con estrellas, para ser inmortalizadas en fotografías perfectas, o con otras de carácter intrigante, que gustan de trastornar a los humanos durante su plenitud.


Mientras tanto se prepara la nueva luna, con los nervios del debut. No sabemos si esta será una luna sencilla, hedonista o intrigante, eso es imposible de saber para un humano sencillo. 




Otros escritos mirando a la luna en este enlace a las Palabras de Sindel.

martes, 15 de diciembre de 2015

Semanas 50 y 51 de 53, pasión y diferente



Poniéndome al día en el cómputo de las semanas de 2015 que realiza Sindel, esta semana hablamos de pasión y de algo diferente.
Otras visiones de las propuestas pueden verse aquí:
      - Pasión.
      - Diferentes

Pasión viene de padecer y es cierto, porque esa pasión del cariño por las personas, especialmente por aquella que se ama, por defender unas ideas o lograr unos objetivos siempre implica un padecimiento.

Veía como otros lograban el placer sin tanta pasión, simplemente recibiendo los momentos agradables sin padecer para alcanzarlos y decidió se diferente, ser como esos.

Pero no fue posible ni, hasta donde pudo probarlo, satisfactorio. Supo que hay quienes solo saben disfrutar de lo que reciben y otros que disfrutan también cuando lo desean, lo persiguen, lo imaginan… Aunque ello suponga padecer.


No, aunque hubiera sido posible, para él no merecía la pena ser diferente, pues la diferencia estaba en el carácter y el suyo era apasionado.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Entre bambalinas y semanas 48 y 49 de las 53 de 2015.




Esta semana la convocatoria del jueves nos llega desde Rosario, de la mano de Mónica y nos anima a mantener la calma, cosa que agradezco, porque llevo dos semanas hiperactivas, pero que han permitido importantes pasos en lo laboral y muchas satisfacciones en lo personal.
Y sí, voy a permanecer tan tranquilo que la semana próxima me voy de vacaciones, sin ordenador y con una buena selección de libros.
Y de paso, aprovecho para cumplir con el conteo de semanas (en mi caso es conteo de quincenas), propuesto desde Buenos Aires por Karina.

Más relatos de los jueves en este enlace.
Y más relatos de la semana 49, en este otro.



ENTRE BAMBALINAS

Entre bambalinas esperaban que llegara la hora de la representación, mirando nerviosos sus relojes.
Reloj, no marques las horas, porque voy a enloquecer, declamó uno. Algunos rieron, otros no. Muchos ansiaban que llegara la hora, pues tenían todo su trabajo terminado y no veían el momento de empezar, otros que se demorase, pues les angustiaba no haber terminado y que, tal vez no lo harían a tiempo y los más perfeccionistas repasaban lo hecho para mejorar el resultado.

Todos miraban el reloj y todos quedarían entre bambalinas, esperando que todo saliera como estaba planeado y que la performance fuera un viento que concienciara a los espectadores para que ese viento se convirtiera en un huracán que lograra generar un nuevo mundo.

Ella también miraba el reloj, que marcaba el momento en que perdería la protección de las bambalinas y señalara el momento en que se encontraría sola en escena.

Así que allí, en plena hora punta, ella sería la mujer, la madre, la creadora de vida que en esta ocasión daría la vida a un nuevo mundo, un mundo de sinceridad, solidaridad y amor.


Tiene una duda que como narrador escéptico comparto: ¿Lo logrará?





jueves, 26 de noviembre de 2015

Carta abierta a usted, que tiene el poder.





Esta semana H... Perla Gris nos anima a escribir una carta abierta. Las que se han enviado se pueden leer en este enlace.


CARTA ABIERTA A USTED, QUE TIENE EL PODER.

Usted tiene el poder, lo sé, no hace falta que insista, pero permítame que le diga algo. El poder bien entendido no es un privilegio sino una responsabilidad. Debe ser consciente que ese poder, que ahora le llena, siempre está limitado, tanto en su alcance (nunca es omnímodo) como en su duración (nunca es eterno).

Sí, sé que usted tiene el poder y lo respeto, no hace falta que lo demuestre a cada momento. Esa ostentación solo demuestra que a usted le falta algo que pretende suplir reafirmando su posición y me permito indicarle que no lo va a lograr, porque aunque usted llegara a ser el rey del mundo, sus carencias seguirían siendo las mismas.

Le pido que no se crea dueño de vidas y haciendas, aunque sea capaz de eliminar unas u otras. Si usa su poder destructor no hará otra cosa más que daño y pasará a la historia como un accidente, como una desgracia.


A usted, que tiene un poder, le recuerdo que a pesar de usted y de todo su poder, mañana será otro día.

Como aquí le demuestra Chico Buarque 


sábado, 21 de noviembre de 2015

Semanas 45, 46 y 47: Nido, amanecer y burbuja.

Otra vez me reincorporo al ritmo de las semanas de este 2015, esta vez incorporando las palabras NIDO, AMANECER y BURBUJA. Las visiones de otros compañeros se pueden encontrar en los enlaces con el blog de Sindel.




Se afán por construir el nido tenía un único objetivo, que ella le aceptara. Todos los detalles que pudieron ocurrírsele los implementó, todo para que ella no pudiera resistirse a decir que sí, que le amaba y que quería que ese amor se materializara allí, en ese nido.

Ella inspeccionó el nido como un auditor mira unas cuentas, haciéndole temer que su esfuerzo hubiera sido en vano. Pero no, le dio su placet: aceptaba ese nido.

Ese fue el amanecer de un amor que abría cada nuevo día de vino y rosas, ellos no bebían vino ni olfateaban flores sino degustaban sabrosas ranas, víboras, insectos y alguna que otra planta, comida sana para que sus descendientes llegaran a la vida con salud.

Él, cada primavera, llegaba al nido antes que ella para hacer el mantenimiento anual y alguna mejora que asombrara a su hembra y cada llegada era un nuevo amanecer para su historia de amor. Un amor del que brotaban burbujas de colores, luminosas de día, refulgentes de noche.

Ahora ya todo era pasado. El último otoño, volando a su residencia de invierno, tras un ruido ella cayó sobre la tierra y quedó inmóvil, inerte. La habían disparado unos gamberros.
Este año él ha volado al nido sin ganas y no ha realizado el mantenimiento… ¿para qué? Piensa que nunca volverá a amanecer.


Y, me cuenta un amigo que vive en la comarca en la que anida, que una vez más ha visto esas enigmáticas burbujas subir al cielo desde la torre de la iglesia, pero este año no son de colores, sino blanquinegras y que tampoco son redondas, más bien ovaladas y con largos salientes. ¿Cómo una cigüeña? Le pregunté. Sí, me dijo precisando que son parecidas a una cigüeña hembra.

Fotos tomadas en El Tiemblo (Ávila).

jueves, 19 de noviembre de 2015

Over the rainbow




Esta semana la propuesta consiste en escribir un relato detrás del arcoíris, planteando que pensamos que puede haber allí. Mi visión viene a continuación, la de los demás participantes en la convocatoria se pueden ir leyendo desde este enlace con el balcón de Casss



La culpa es de mi madre por ponerme ese nombre. Dorita. Y además dejar claro que era por el personaje de El mago de Oz. Y de mi padre, por ser un calzonazos, porque si hubiera impuesto su criterio, me llamaría Susana y nada de esto habría ocurrido.
Así que no es extraño que llegara allí, over the rainbow, acordándome de sus muertos que son los míos.


Como mi madre quería que fuera como Dorita, aunque no vivera en un lugar azotado regularmente por tornados, como es Arkansas, estos llegaron a buscarme aquí, al centro de la Península Ibérica, donde no hay tornados y apenas llueve. Llegaron por sorpresa un domingo de agosto en el que el cielo atacó brutalmente la tierra, produciendo centenares de muertos vegetales y ninguno humano, según decía el parte policial que me ignoraba.


Porque cuando cielo y tierra firmaron la paz levantando un arcoíris, yo me encontraba sobre él, sin camino de baldosas amarillas que seguir.

Allí, bajo el cielo, sobre la tierra, sentada en un arcoíris apagado, pasé un tiempo lamentando mi suerte hasta que aprendí a desplazarme. Pude asomarme a ver a mis seres queridos y, ya véis, eso habría sido muy duro para la Dorita de siempre, pero no fue así, mi espíritu se encontraba más tranquilo que nunca.

Pasé algún tiempo, no sé cuanto porque mi percepción del tiempo no es muy fiable, cuando en medio de la nada surgió una voz que me anunciaba que iba a asignarme mi destino. Supuestamente estaba ante el ser supremo, pero no veía nada, solo escuchaba una voz que explicaba las razones por las que había decidido que en adelante sería eso. Tal como lo escuché le dije, venga, no me jodas.

Pero sí, los designios del Señor son indiscutibles, se hizo su voluntad y ahora soy… viento. Generalmente una agradable brisa, pero no me cabreéis que puedo liarla parda.

Las fotografías y vídeo son los que circularon por wassap cuando, 
efectivamente, un tornado asoló Aranjuez el último domingo de agosto
















miércoles, 11 de noviembre de 2015

Este jueves un relato: Una noche en la biblioteca






Esta semana, Mara Laira nos propone crear un relato con ideas del Demiurgo. Me quedo con la primera, no porque sea la primera, sino porque me parece una idea fascinante. Los relatos surgidos de esas ideas pueden leerse en este enlace.

UNA NOCHE EN LA BIBLIOTECA

Jean-Luc llegó a la recepción corriendo desde el pasillo denominado POLICIACA. Él no sabía por qué, al haber ayudado a una anciana a la que querían robar el bolso, se había granjeado el odio de una organización mafiosa, de un grupo de delincuentes comunes, de un sector corrupto de la policía y del sindicato de taxistas. Tras sobrevivir sin heridas una explosión, un tiroteo y dos intentos de atropello, pensó que su saldo de suerte estaba agotado y buscó un refugio que le pareció seguro para pasar la noche: esta biblioteca.
Aquí sintió necesidad de relajarse, y lo hizo internándose en el pasillo que estaba bajo el epígrafe NATURALEZA. Paseo por sendas en bosques hasta llegar a tumbarse en arenas de playas desiertas desde las que navegó por mares a veces calmos, otras bravos y desembarcar para recorrer selvas prácticamente vírgenes.
Volvió a aparecer en el vestíbulo hambriento, como es lógico y esta vez se internó por el pasillo titulado GASTRONOMÍA. Comenzó con unos fetuccini Alfredo, siguió con un solomillo stroganoff y, tras comerse unos milhojas de crema pastelera, tomó un café liegoise.
De nuevo en recepción, se sintió solo y soñó con tener una compañía, por lo que se internó por el pasillo de ROMÁNTICA. No tardó mucho en volver y no hace falta explicar los motivos, dado que se dirigió inmediatamente al pasillo de ERÓTICA.
Volvió con una inmensa sonrisa en su cara y cojeando un poco, se había provocado un tirón en la ingle probando una postura complicada. Un macho saciado sexualmente suele sentirse invencible y a él le pasó, por eso se internó por la sección AVENTURAS.
Volvió cansado, pero con expresión feliz y con la camisa rota por un corte de la espada que le proporcionó un villano. Ahí le tengo ahora, dormido en un banco del hall principal. Le hace falta, aunque le va a durar poco, me estoy imaginando los gritos que le va a dar la bibliotecaria en cuanto llegue y vea la que ha liado.
Fdo. Operadora de cámaras de la Biblioteca General.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Amantes ad eternum


Esta semana Alfredo nos propone escribir sobre enamorados y este lunes estuve en Teruel, que el lunes parecía la Venecia de Aragón.



Esta ciudad tiene dos emblemas:
                              
El torico

y los amantes.

La historia de estos últimos cuenta que Isabel de Segura y Diego de Marcilla se enamoraron, pero el padre de ella cree que él es poca cosa. Para ganar honor y riqueza, él se alista en el ejército. Ella pide a su padre que espere cinco años antes de casarla. Era 1212 y Teruel solo tenía 42 años.

Pasan los cinco años y, sin noticias de Diego, el padre de Isabel decide casarla con otro hombre. Poco después de la boda Diego se presenta en la nueva casa de Isabel y le pide un beso que ella niega, argumentando que está casada. Él cae muerto allí mismo. Al día siguiente ella va a ver su cadáver, lo besa y cae muerta a su lado.





(Esa calle tiene este nombre:)

Hasta aquí la historia es semejante a muchas que hemos leído, pero esta tiene dos variables.

Por una parte, el marido de Isabel no es un malvado celoso como en otras leyendas semejantes, sino que entiende ese amor, se extraña que ella no besara a su amado y, una vez producido el fatal desenlace, decide que la unión que no lograron en vida deberá continuar por los siglos de los siglos, por lo que decide enterrarlos juntos

Por otra la historia fue conocida, difundida y conservada en la ciudad, hasta convertir a la ciudad de los amantes en un destino de turismo romántico:



Lamentablemente la unión de Isabel y Diego no fue eterna. En la iglesia de San Pedro encontraron dos cuerpos de jóvenes enterrados juntos y sospechando que fueran los amantes, decidieron exponer sus restos… separándolos. Y como burla final, en el mausoleo dedicado a su recuerdo, yacen bajo unas esculturas que les representan y que no llegan a tocarse.



Como sea, la historia del amor de Isabel y Diego ha trascendido, ha llegado a nuestros días y hasta un turista madrileño puede conocerla y contarla en su relato de un jueves.


Otros relatos sobre enamorados se pueden encontrar en este enlace.

martes, 27 de octubre de 2015

Semanas 42, 43 y 44: jazmín, madre e imagen de Gaby*

Vuelvo a ponerme al día en las semanas que cuenta Sindel haciendo la goma, como se dice en ciclismo a quienes se quedan atrás y vuelven a unirse al grupo de cabeza. 




Recuerdas el día en que te cubrieron con guirnaldas de jazmines. Recuerdas la leyenda, te la contaron aquel día.

Esa que cuenta la historia de Jasmine, aquella bella beduina que vivía esa vida nómada y libre enamoró a un príncipe berebere que le pidió que se casara con ella. Ella, fascinada por el porte y las riquezas del joven, accedió a casarse y accedió a un suntuoso palacio en el que ella era el ama.
Tal vez tuviera todo lo que una mujer deseara siempre que esa mujer no deseara ser libre. Y resulta que Jasmine necesitaba ser libre, así que en ese palacio se sintió como pájaro encerrado en una jaula de oro y, al no poder respirar, montó un caballo al que hizo saltar todas las vallas y cabalgar, lejos muy lejos, en pos del horizonte.
Cuando se detuvo en un oasis, el sol, mirándola, comprendiéndola, quiso hacerla feliz y la convirtió en una flor que florecería una vez aquí, otra vez allí, luego en varios lugares. Aquí allá, más lejos…
Una nómada, algo que a ti te habría gustado ser y que te ha impedido ser algo más que tu contrato de matrimonio. Te atan ese príncipe y esa Jasmine a los que diste vida, a los que educas y que te miran como si fueras un ojo universal, capaz de adivinar cada uno de sus pasos.

Y tú finges serlo, consciente de que ese poder que ven en ti deriva de que eres más sabia por vieja que por diosa. O por diablesa, que, qué cuernos, a veces es necesario ser diablesa. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

Este jueves un relato sobre chantajes emocionales


Esta semana Pepe nos propone escribir sobre el chantaje emocional. En mi relato debo agradecer la primera frase a Neil Young, porque está tomada (no literalmente) de su canción pardon my heart.

Las visiones de mis compañeros sobre este asunto se pueden encontrar aquí.




Te veía en mis sueños y ahora te veo en mis pesadillas.

Sabías que estuve dispuesto a hacer cualquier cosa por ti y lo aprovechaste al pie de la letra, me ponías a prueba una y otra vez y yo te demostraba mi amor realizando tus caprichos. Besarte, acariciarte, amarte anestesiaban mi conciencia y, así seguía adelante, contraviniendo normas, lógica y moral, corriendo en una carrera a ciegas.

Cuando me di cuenta era demasiado tarde. Las ambulancias se llevaban a dos personas que resultaron heridas por la última locura que hice para demostrarte mi amor. Sería el estruendo de las sirenas o los fogonazos de las luces rotativas lo que me despertó de la anestesia.

No cayó sobre mi el peso de la justicia, si el del remordimiento, que tanto escuece. Aprendí, ahora sé que el amor solo se demuestra amando, algo que yo siempre hice, tú nunca.


Te veía como la princesa de mi historia de amor, la protagonista de mis episodios eróticos hasta que me di cuenta que siempre fuiste el monstruo de mi película de terror.

jueves, 15 de octubre de 2015

Este jueves, la historia de amor entre la Sra. Preguntas y el Sr. Respuestas.




Esta semana, mi muy querida San nos propone escribir sobre preguntas y respuestas. Los relatos inspirados en esa idea se encuentran en este enlace

LA HISTORIA DE AMOR ENTRE LA SRA. PREGUNTAS Y EL SR. RESPUESTAS

Ella constantemente se hacía preguntas.
Él se jactaba de tener todas las respuestas.
A primera vista se reconocieron su complementariedad. El amor que surgió con la velocidad de una pregunta simple respondida con un monosílabo. Y cuando él formuló la pregunta, ella respondió afirmativamente y sin dudar: sí, quería vivir con él.
Viviendo juntos, la felicidad llenó su vida. Él tenía alguien que le formulaba preguntas y ella alguien que le daba respuestas.
Pero eso duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks. O para ser más riguroso y menos sabinero[1], escasos años.
Ella, viendo como sus preguntas quedaban descuartizadas tal como las expresaba por la artillería respondona de él, comenzó a guardarse sus dudas para poder reflexionar sobre ellas, volver a navegar en el mar de sus dudas en el que se mantenía a flote y con rumbo solo a base de sus sentimientos.
Él, al constatar el cambio de actitud de ella, volvió a darse a sí mismo respuestas a preguntas que nadie le había realizado.
No obstante, siguen juntos. Ella sigue formulando preguntas ante las que él conjetura pacíficamente, sin imponer soluciones.
Y aunque divulgue un secreto de alcoba, os cuento que han llegado a cambiar de rol: él también formula preguntas que ella responde.



[1] Guiño al comienzo de la canción 19 días y 500 noches, de Joaquín Sabina.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Un titular de prensa de un jueves loco



Pikxi nos dirige esta semana para redactar un artículo que desarrolle un titular de prensa propuesto por ella. El periódico completo puede leerse en este enlace a la guarida de las locuras.


Los simios marinos invaden costas y ríos.

Todos vemos como nuestras aguas están llenas de unos animales que no conocíamos hasta el primer avistamiento de un primer grupo de ellos hace un mes en la costa occidental de la isla de El Hierro: los simios marinos.

Desde entonces, millares de nuevos ejemplares han ido ocupado las costas noroccidentales de África y suroccidentales de Europa y, sorprendentemente, se han adaptado sin problemas al agua dulce, llegando al interior a través de los ríos.


Aunque no se ha denunciado ningún caso de agresiones a humanos, las autoridades recomiendan precaución al acercarse a ellos.

El naturalista alemán Gerhard Von Rassel no cree que estos monos supongan ningún peligro ni alteren gravemente la vida en los territorios en los que se asientan. Piensa que tal vez pueda ser necesario controlar la natalidad, aunque cree que la naturaleza se encargará de ello. Rassel explica que se trata de simios que han perdido su hábitat como consecuencia de la deforestación y contaminación y se han adaptado al medio acuático. Calcula que este proceso se ha producido en cinco décadas, tres generaciones de simios y cree que solo ellos han evolucionado dada la especial inteligencia de este orden de mamíferos.
Maravillado, nos muestra, en un ejemplar de simio acuático, esa membrana interdigital, similar a la de los palmípedos, que une sus dedos prensiles.

Diferente explicación ofrece el oceanógrafo noruego Knut Andersen para quien el origen de esta especie está en la Atlántida, indicando que al hundirse el continente se adaptaron a la vida en profundidades abisales y que ahora, como consecuencia del cambio climático, se han visto obligados a emerger y buscar aguas de menor calado. Considera muy peligrosa esta invasión y pide luchar contra ella con contundencia si no queremos ver destruido nuestro ecosistema.

Interrogado sobre la tesis de Andersen, Von Rassel sencillamente afirma Knut siempre ha sido un idiota.

Sea una u otra la explicación, en nuestras playas y ríos vemos la invasión de los simios acuáticos y empiezan a ser normales imágenes como estas, tomadas en aguas del rio Ebro, cerca de Zaragoza. 



                                                 


                                                     





martes, 6 de octubre de 2015

Semana 41 de 53, confianza.



En una entrevista a Ernesto Sabato en Radio Nacional de España respecto a un informe sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por los gobiernos de los khmeres rojos en Camboya, le escuché decir que, a pesar de tantas decepciones, cada niño que nace nos renueva la confianza en la humanidad.

También Sabato dijo que Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil.


Ambas frases me parece que expresan una idea sublime, que ojalá nos calen dentro y confiemos en nosotros mismos. De otro modo nunca mejoraremos el mundo.

Más visiones sobre la confianza entre las palabras de Sindel.

jueves, 1 de octubre de 2015

Este jueves cuento mi amor por la palabra HOLA



Esta semana CASSS, desde su balcón (al que se llega mediante este enlace), nos propone hablar de una palabra amada. Siguiendo lo que dice en la convocatoria, yo soy de los que tienen un harén de palabras amadas, pero, así de pronto, me quedo con HOLA.

Es una palabra sencilla que se presenta tal como es, sin maquillajes ni artificios, tal vez algo feúcha, pero cargada de sonrisa y afecto. Me gusta y lamento aunque algunos consideren que es demasiado poca cosa y empleen otras fórmulas, ninguna tiene esa espontaneidad.

HOLA es una palabra de principios, que siempre genera expectativas; tras un HOLA comienza un tiempo de contacto cercano con alguien, pues tras ella comienzan a aparecer otras palabras tímidas que no se atreven a brotar sino detrás de ella, entre las cuales están las conocidísimas ¿CÓMO ESTÁS? o ¿QUÉ HACES? A partir de allí, fluirá una conversación, la comunicación entre personas.

Su enemigo es un supervillano llamado ADIÓS, que siempre aparece para terminar lo que HOLA comenzó. Si HOLA abre un capítulo en una relación interpersonal, ADIÓS lo cierra.

Tanto HOLA como ADIÓS se enfrentan a un mismo enemigo que quiere acabar con las dos. HOLA y ADIÓS son dos palabras de carácter, reconocibles, irreconciliables, mientras que su nuevo enemigo es un modismo bien adaptado a la posmodernidad que descafeína esa épica lucha de titanes. Ese enemigo tiene tres variables y las escribiré como las pronunciaba Jim Carrey en el papel de Truman Burbank (en El show de Truman):


BUENOS DÍAS-BUENAS TARDES-BUENAS NOCHES

martes, 29 de septiembre de 2015

Semanas 36, 38, 39 y 40 de 53


Siguiendo a Sindel, en las convocatorias que se pueden seguir en este enlace.



La mano escribe mientras cientos de elementos pretenden interferir en su trazo, para que las palabras sean del gusto de cada uno de ellos.

Pero esta vez ninguno le guiará, la pluma se mueve al ritmo de un sentimiento que vuela tan libre como esa libélula que se acerca, se mantiene en el aire analizando algo, se marcha decididamente, como si descartara aquello que quiso analizar.




La libertad de su pluma le permite escribir y la reflexión que llena el papel desenmascara a quien le tenía atrapado. Articulado el sentimiento, pronuncia las palabras que significan la DESPEDIDA y se aleja, no tan decididamente como la libélula, sino poco a poco, como nave que surca el mar dejando atrás aquellas tierras agotadas en las que su semilla nunca germinó.



viernes, 25 de septiembre de 2015

Este jueves hablamos de refugiados.




Este jueves Nieves nos pide que hablemos sobre los refugiados. El pasado abril publiqué un relato que encajaría perfectamente en esta convocatoria, despedidas.

Pero esta semana, sin olvidarme de los refugiados de hoy, hablaré de otros, de los de hace mucho tiempo, de aquellos que conocí con ese nombre, que eran los refugiados españoles en México, exactamente de una hija de refugiados que fue mi amiga.

Los relatos escritos bajo la misma fuente de inspiración se encuentran en este enlace al blog Matices de la vida.


No es efecto llamada: es el efecto huida. 
Huyen de la violencia, de la guerra.
Tweet publicado esta semana por @MSF_espana


Maribel era refugiada, es decir, el lugar donde siempre había vivido no era su tierra. Ella entendía que era diferente de la mayor parte de la gente, que tenía la piel más oscura, pero no entendía por qué era diferente de otras tantas que eran tan blancas y españolas como ella, pero no eran refugiadas.
Su padre le hablaba de ideologías, algo que ella no entendía y su madre solucionó el enigma explicándole que sí, todas eran españolas pero de otra zona, como Asturias o Santander.
Su tierra era Sevilla, una ciudad que conocía por tantos cuadros, fotos y relatos, donde volverían en cuanto fuera derrotado el tirano que mandaba allí. Ella imaginaba al tirano como un ogro malvado que, por capricho, derribaba casas, mataba hombres y comía niños.
Fue una tarde de su decimoquinto otoño cuando su madre, hablando por teléfono cambió el tono de voz. Sostenía con temblores el teléfono y apenas hablaba. Su padre no necesitó preguntar cuál era la noticia. Se abrazaron llorando.
Franco ha muerto dijeron y ella se abrazó a sus padres. Luego fue a encerrarse en su habitación. Aquello que siempre supo que iba a ocurrir había llegado. Su vida actual quedaba cerrada, no vería más a sus amigas de color chocolate ni a las blancas no refugiadas ni tampoco a ese chico chocolate clarito que no sería el hombre de su vida y se abría el futuro en el que conviviría con gente más semejante a ella, donde sería una igual.
Meses más tarde abandonaron el DF y desde Madrid un tren les condujo a Sevilla. Aquel momento era determinante, el final de un exilio de cuarenta años, donde la vida volvería a una normalidad que nunca tuvo. Maribel no conocía su tierra y sus padres realmente recordaban muy poco.
Su padre hablaba con una emoción desconocida, exultante hasta que, cerca del destino, su corazón no pudo admitir tanta emoción.
El primer documento que Maribel recibió en su tierra certificaba el fallecimiento de un refugiado que no pudo culminar su retorno, aunque quedaría enterrado en la España libre con la que él soñaba.

Maribel y su madre pudieron retomar su vida, apoyados por familiares que no conocían y correligionarios, que aún las llaman las mexicanas.




sábado, 19 de septiembre de 2015

Cierre de la inauguración de la exposición de relatos del jueves 17 de septiembre.



Se cierra la semana y con ella la inauguración de esta exposición de retratos que quedará como exposición permanente. Ha sido fantástica, hemos visto a través de las palabras, hemos sentido, nos hemos estremecido, reído, emocionado, aprendido. Un estupendo jueves que ha sido posible gracias a los veintitrés participantes, en el que solo pondría una pega, me ha sorprendido el bajo número de comentarios en algunos relatos excepcionales.

La imagen elegida para cerrar la convocatoria es una de las retratadas, prescindiendo de las que contenían imágenes personales, incluso de las de Alfredo con tan bellísimos protagonistas. 

Al convocar olvidé comentar la propuesta que hizo Ibso al darme paso, sobre valorar los relatos. Creo que debería quedar en manos del convocante la decisión de realizar este concurso o debatirse en el blog de los jueves, el Inventario juevero.

Os dejo, confiando en no recibir una llamada de los abogados de Adrien Brody, con una canción que no tiene nada que ver con el tema de la convocatoria, pero sí con esta afición que nos une. Es una canción que he descubierto justamente esta mañana.


Y con el placer de dar el relevo a una muy querida amiga, como es Nieves, que nos conducirá desde su blog Matices en la vida. Portaos bien con ella, ¿vale?



miércoles, 16 de septiembre de 2015

Galería de retratos del jueves 17 de septiembre



Bienvenidos a esta galería que se inaugura hoy, un día en que tengo que mandar un saludo a mi querido poble, Mequinenza, que hoy celebra el día grande de sus fiestas, el día de la Santa.

Comenzando con el retrato de una dama joven, realizado por George Engleheart, que no forma parte de la exposición, pero que nos cede la Ontario Art Gallery como portada de nuestra exposición, comenzamos el recorrido para disfrutar de las obras expuestas.




1. Autorretrato de Rembrandt, por Carmen Andújar:


2. La carrera de la horchata, de Alfredo Cot.




3. Estación término y La chiquita piconera, de Pepe.




4. Fotografía de Alicia Ríus, de Leonor.



5 Los niños llorones, de Pikxi.


6. Noche estrellada, de Yessy Kan



7. Retrato de Irene Cahen, de Mirella


8. Ciclogénesis en el alma, de Tracy.



9. Retrato de Paul Eluard, de Carmen Magia.


10. Dudas y quimeras, de Montserrat Sala.


11. Portarretrato, de Casss.


12. Retrato al óleo de Lucía Alonso, de Nino Ortea.


13. Niño africano de Lisa Krsitine, de Sindel.



14. Contraste entre blanco y negro, de H... Perla Gris.



La autora nos describe un sentimiento, basada en un hecho de actualidad, en esta otra entrada.

15. Paris 1910, de *.



16. Retrato de Adrien Brody, por Charo.



17. Ona e Iris, de Moli de Canyer.



18. Las mujeres del burdel de Rosa Desastre.



19. Las hadas de Cottingley, de El Demiurgo de Hurlingham.



20. Frankenstein por Pedro Pablo García Aparicio.



21. Autorretrato de Ulrike Dörfler, de Dorotea Fulke.


22. Las semillas del corazón, de Ibso.



23. El retrato de papá, de Max Estrella.

Imagen no incluida en el relato, tomada de internet.

24. Dulzura, de Casss.