-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 9 de abril de 2014

Que arte mi arma, pero con mis dejes




Nieves, en su blog Matices en la vida, propone hablar de dejes, acentos, formas de hablar.
Los que somos de Aquí pensamos que todos los hispanohablantes tienen un deje menos nosotros. Incluso los madrileños de raíz, los castizos, con ese gracioso modo de hablar inmortalizado por las zarzuelas.
(Aquí, quiere decir Madriz -en castizo Madrí).
La vida me llevó a trabajar cerca de Albacete, donde existe una curiosa peculiaridad lingüística: en cada frase aparece, al menos una vez, la palabra pijo. ¿Qué quiere decir pijo? Nada en concreto y cualquier cosa en general. Uno piensa que se refieren a una parte del sistema reproductor masculino, y sí, pero no solo. Llega a ser un equivalente a la palabra pitufo en el lenguaje de aquellos enanitos azules.
Estaba cerca de Albacete, pero en la provincia de Cuenca, donde pijo se dice chorra. 
Al principio uno se extraña al escuchar tanto esa misma palabra, pero uno se acostumbra y termina asistiendo impertérrito a conversaciones con albaceteños y conquenses en el que se mezclan pijos y chorras.
Reconozco que allí decían que yo tenía acento vasco. Hayvalaostia, que yo no soy vasco, pues, les respondía.
Duró poco mi etapa manchega, marché a vivir a Aragón. Los aragoneses, según ellos mismos dicen, son esas personas que acentúan todas y cada una de las vocales: ¡Hálá máñó!
Y dentro de Aragón mi destino era su oriente, allí donde se habla catalán, allí donde ¡Hálá máñó! se dice ¿Com va aixó, xiquet?, con varios decibelios menos. 
Lo curioso es que hay pueblos en que se produce un mestizaje entre lo aragonés y lo catalán y uno puede escuchar ¡Cóm vá áíxó xíquéét!
(¿Com va aixó, xiquet?, sería ¿Cómo va eso, tío?).
Ahora, asentado en el sur de la Comunidad de Madrid, me he acostumbrado a que me llamen hermoso y no pensar que me piropean y a que los toledanos me insistan que no sea bolo.
(Hermoso es un modo de referirse a la persona con la que se habla, como ché en Argentina o Valencia. Bolo, en Toledo significa algo así como tonto).

22 comentarios:

Azulia PourToujours dijo...

He aprendido algo con tu relato. Saludos!

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jajaj cuántos "pintoresquismos" que desconozco!...si voy por allí, seguro no entenderé nada, por lo que necesitaré de una vezado traductor...?te anotas! jejeje

Cecy dijo...

Y yo si voy. Voy con Monica, así somos dos que no entendemos nada, pero aprender, seguro.
Siempre dicen que se aprende primero este tipos de palabras, jejee

Bueno CHE, te dejo un abrazo:)

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Es bueno llegar al trabajo, escaparte un poco, meterte en el blog de un "futuro amigo" y reirte un poco del vocabulario que tenemos dependiendo donde nos encontramos, y eso que todos debería hablar y escribir castellano, jajajaj, me acuerdo del "pisha" gaditano, jajaja. Hay una verdad muy grande en lo que escribes. Cuando cambiamos de lugar, ya sea para un día o varios años, tenemos que acostumbrarnos a como hablan y tener cuidado con lo que decimos. Un saludo.

Maria Jose Moreno dijo...

Toda una lección de las particularidades del habla castellana, de la gran riqueza que tiene al combinarse especialmente según la zona geográfica, pero yo me pregunto ¿en todos esos lugares has estado?
Un besote

Alicia sánchez dijo...

Un día escribiré sobre los modismos andaluces son muy curiosos.
Esta bien saber cuando te están insultando y cuándo es un piropo.....

Encarni dijo...

Hay una canción en you tube que se titula qué difícil es hablar español: https://www.youtube.com/watch?v=Xyp7xt-ygy0

Y sí es verdad lo que cuentas, porque la primera vez que fui a Málaga, me chocó la frase para todo, 'el hijo de la gran puta' que no es un insulto, sino que se dice para ensalzar algo, la posición, el talento, etc.

Un abrazo grande, y que sepas que a pesar de todo estuviste como el hombre invisible entre nosotros/as.

Otro para Cristina igual de grande.

Tracy dijo...

Nos has dado un mapa lingüístico de modismos, algunos no los conocía, gracias.

Susurros de Tinta dijo...

Lo que tu tienes es mucha mundología niño!, jejeje, y es que en Sevilla llamamos niño a todo el mundo, asi tenga 100 años.
Los distintos usos de cada sitio a mi me tienen enamorada, debe ser porque también he vivido en varios sitios y con esto de internet he conocido a mucha gente de otros luegares del mundo hispanoparlantes y sigo aprendiendo esas frases hechas o esos modismos que usan y me encantan, lo mismo que ver el enlace a tu blog que pregunta ¿y qué te cuento? y siempre contesto para mis adentros, lo que tu quieras mi "arma", jajaja, miles de besossssssssssssss

G a b y* dijo...

Qué buena lección nos has dado! En lo personal, me resulta sumamente placentero escuchar los acentos característicos de otros lados, y si a eso le agregas expresiones, vaya! por ahí también se puede armar un entrevero! jajaja! acá un chorro o una chorra, vulgarmente es alguien que roba (afana)... bueno, no me prendí en la propuesta de este jueves, falta de inspiración y falta un poco de comprensión del tema planteado, pero creo que al leerte, saqué algunas expresiones del bolsillo que bien podrían haber dado tela para un relato. De todos modos...
Besos amigo! Siempre un gusto leerte!
Gaby*

rosa_desastre dijo...

Es lo primero que hay que aprender cuando se cambia de lugar, los modismos, para no sentirse extranjero. La riqueza del lenguaje, el arte de decir mucho con pocas letras.
Un abrazo "miarma!

Cristina Piñar dijo...

En cada sitio hay algo peculiar y característico a la hora de hablar y tu nos has hecho un buen recorrido por las maneras de hablar de los lugares en los que has estado. Gracias por enseñarnos algo más de ellos. Por cierto? Te echamos de menos en Sevilla y nos encanto tu texto. Un beso.

Fabián Madrid dijo...

Buen recorrido por la geografía española y sus costumbres.
Un abrazo.

San dijo...

Aquí dejas patente que arte hay en cada rincón del planeta.
"Ea" como decimos por aquí, un abrazo.

San dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Prietez dijo...

Soy de los que cuando oigo esas expresiones no para de decir: qué,,,qué Ya te escuché en Sevilla. Un abrazo!!!

Matices dijo...

A mi los vascos me traen loca (entendemos la forma de hablar, claro está). Pero es cierto que cuando viajas te llaman la atención la forma de expresarse y sus modismos...
Muy instructivo había palabras que nunca había escuchado...
Un beso, quillo!! (chiquillo) o niño... como quieras, este apelativo cariñoso sirve para grandes y pequeños entre nosotros.

Leonor dijo...

Tenemos que aceptar que nuestra lengua es riquísima. No solo entre capitales hay diferentes formas de hablar, incluso dentro de cada provincia cada pueblo tiene sus particularidades. Yo estoy a 14 km. de Cádiz y hablamos muy direrente. ¿pasha pisha? es una muletilla propiamente gaditana que no usamos los cañaillas estando tan cerca.

Te eche de menos y me reí con el texto que nos mandaste.

Besos

censurasigloXXI dijo...

Y al final nos entendemos todos... menos con el bombón del café, que nunca sé cómo hay que pedirlo!

Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Innegable riqueza. Lo verdaderamente importante es que a pesar de todo, nos seguimos entendiendo.
Un abrazo.

Pepe dijo...

En Cádiz, ni pijo ni chorra, sino pisha y en Córdoba, a eso mismo, le llamamos cipote, algo que en otros lugares de nuestra geografía se utiliza para alguien tonto. Para Gaby Chorro o Chorra es un ladrón y por estas latitudes, un ladrón entre otras cosas, es un choro. Como ya se ha dicho por todos, tenemos un lenguaje ¡taaannnn ricoooo! que tan sólo hacen falta unos cuantos km. para cambiar no sólo la entonación sino el significado de las palabras.
Un fuerte abrazo.

LAO Paunero dijo...

Me diste muy buena enseñanza, casi una clase Juan Carlos!!!