-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 3 de enero de 2013

Verano del 3102



Fue complicado aquel verano de 3102. Yo tenía 20 años, a punto de cumplir 19 y llevaba varios meses tratando de gustar a Tarma. No había conseguido nada con ella, pero su clon se derretía ante mis palabras, miradas o mi mera presencia.

Una noche estaba tomando cervezas virtuales con Bor. Él decía que yo era un privilegiado. - ¿Qué más te da Tarma o su clon? ¡Son lo mismo!

Bor no me puede entender. Él es un replicante, muy bueno, sí, es más inteligente y divertido que su original, por eso dejé de salir de copas virtuales con Rob y las tomo con el bueno de Bor. Pero ¿cómo se lo podía contar?

Soy un hombre de verdad, sin clones y quiero una mujer de verdad, no un clon. Mientras se lo trato de contar me doy cuenta que ambos estamos virtualmente borrachos. Es decir, hablamos sin pegas, pero somos incapaces de manejar cualquier artilugio.

Y justo entonces aparece Tarma. Pregunto ¿De donde llegas?

¿Te importa? Responde ella colocando sus manos en mis hombros.

No, digo suavemente mientras tomo con mis manos sus caderas.

Ella coloca su cabeza en mi hombro.

Pregunto ¿Eres Tarma o su clon?

Responde ¿Te importa?

Respondo Sinceramente, ahora mismo, no. Y la beso.

Al fondo (está a mi lado, si se le ve al fondo es por un efecto cinematográfico, Bor vuelca otro gintonic sobre su smartphone agudizando su borrachera virtual)

Yo sueño vivir con Tarma, sea la real o el clon. ¡Huele,sabe, la siento tan agradable!

Al fin y al cabo, ella será feliz, ella envejecerá, yo rejuveneceré, así que pronto dejaremos de ser amantes y ella será como mi madre y yo, como su niño.

NOTA: En los años 20 del siglo XXI, gravemente enfermo, me sometí a un experimento del científico Lothar Von Rassel para alcanzar la vida eterna. Desde entonces envejezco y luego decrezco hasta ser un bebé y entonces vuelvo a crecer y así toda la vida.

Otros romances metahumanos en el blog del demiurgo.

18 comentarios:

Tracy dijo...

Madre mía!!! ¿a tu prota no le basta con vivir una vida?
De lo que me he dado cuenta es de que el gintonic sigue estando de moda, jejejeje.

mariajesusparadela dijo...

Y todavía no han superado lo de emborracharse por amor.
(es buenísimo).

maria jose Moreno dijo...

Inmerso en un sisifiano camino de regresión se aferra al amor como tabla de salvación. Me gustó. Feliz año :)

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Una interesante historia. La clon seguramente tenía las mismas caracteristicas de la original, las mismas que la hacen atractiva para el protagonista. Y tal vez sin aquello que convierte en distante a la original.

Teresa Oteo dijo...

Vaya, amigo güevero! qué bien te mueves entre clones, replicantes... y se ve que te va lo de salir de copas virtuales jajaja
Me ha sorprendido gratamente, me ha gustado mucho.
Besos!!

Carmen Andújar dijo...

Esto es como lo de la pelicula de Brad Pit, que de viejo iba decreciendo y convirtiéndose en joven hasta llegar a ser bebé. No sé si eso sería muy divertido. En cuanto a los clones si hacen las veces de uno de verdad, igual es lo mismo, como al final se lo cree el protagonista.
Original istoria
Un abrazo

Leonor dijo...

Lo que no cambia con el tiempo son las cervezas, los gintonic, las borracheras, los ligues, el futuro es igualito que el presente, al menos en cuanto al sexo masculino.

Un beso, amigo juevero.
Leonor

emejota dijo...

Estoy de acuerdo con muchos de los anteriores comentaristas, te ha salido genial, vamos que ya me veía entre el clon, el gin tonic, la piel de Tarna y la pelí de Brad Pitt. He disfrutado mucho con la lectura. Me ha hecho gracia el eterno retorno, el vaiviene niño-hombre-niño-y así siempre, uffff menudo aburrimiento salvo que.... cambie de amante en cada vaiven, jajjjj es lo menos que puede hacer el pobre. Bssss.

Toni dijo...

Qué no falten los bares musicales! Dónde quedaríamos?

Saludos!

miralunas dijo...

me gusta esa mezcla de futuro, ficción y realidad y como está planteado el encuentro- desencuentro: comosrán las cuestiones futuras, vamos, sin mucho sentimiento.

abrazo y buen año!

Atalanta dijo...

Juan Carlos por tu madre... que no se ya ni lo que leo!!!!

Estoy con los relatos de los Juever@s y no con una novela de Isaac Asimov.
Que buen comienzo de año.

2013 Besos civerespaciales

San dijo...

Muy bueno Juan Carlos este descumplir años para volver a cumplir, menos mal que hay amor entre una cosa y otra porque si no, menuda angustia ese experimento.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Me gusta esa posibilidad, veré si puedo elegir. Aunque a veces tengo dudas de mi propia identidad porque a las únicas Tarmas que conozco el gin tonic se le sale por la junta de
la culata.
El relato es divertido y original, tiene detalles muy amenos.
Abrazos

Manuel dijo...

Original ese crecer y decrecer ondulante en el infinito pero condenado a ver pasar a los cercanos, quizas por eso mejor quedarse con el clon que imagino sera perenne.

casss dijo...

Eres un fenòmeno entonces, no solo cuando escribes!!!!

Me pareciò genial. Quedò rezagado en mi lectura, pero lo saboree mucho mejor, con un gin tonic, claro...

Besos

Luis Rodriguez dijo...

Cómo será eso de una borrachera virtual? me muero de la curiosidad pero a no ser que aparezca un Lothar Von Rassell me quedaré con la duda, porque creo que por más ejercicio que haga y deje mi vicio a la nicotina, no llego ni por milagro!!
Un abrazo Juan Carlos, nos estamos leyendo. Muy buen aporte

Matices dijo...

Y el amor que no falte aunque sea en este ir y venir de cada renacer...
Como te han dicho, y me repito...¡muy original!, Juan Carlos
Besos

Cecy dijo...

También recordé la película "el curioso caso de Benjamìn Button"...
Y la verdad me gusto. Tu relato, claro.

Vengo a saludarte y desearte un buen 2013, que sea con alegría y muchas sonrisas que te iluminen, feliz no, porque es un compromiso difícil de llevar. :)

Un beso Amigo!!!